martes, 23 de diciembre de 2008

ULTIMAS NOTICIAS

     El equipo de las patas de diablo, después de discutirlo acaloradamente, ha decidido tomarse unas merecidas vacaciones  por un par de semanas. Ya saben, despedir el año, que ni tan viejo pero si muy diablo. 
     Hoy 23 de diciembre de 2008, a unas horas de la noche buena, de la navidad y a pocos días del nuevo año, les damos las gracias a todos aquellos que se tomaron un poco de tiempo para visitar el BLOG y a los que no también, a los que contribuyeron con su invaluable trabajo y a los que no también, pues eso nos dice que hay que continuar trabajando en esto, insistir más y no dejarnos caer. Lo que si puedo decir es que para el próximo año las cosas van a cambiar mucho, o eso esperamos y no solo en la economía y con eso del calentamiento global, además de los tan variados problemas que enfrentamos a diario en todas partes del mundo. 
     Continuaremos con este proyecto que es para y por ustedes, habrá cambios notables, pero solo si continuamos recibiendo tu ayuda. Y aquí vuelvo a otorgar la invitación para quien guste colaborar con nosotros de manera constante, el espacio esta abierto y realmente no nos va a ocurrir nada malo si lo hacemos, por el contrario, estaremos contribuyendo con nosotros mismos, a vencer esa apatía, a terminar con el "aquí no pasa nada, debo mudarme a una ciudad en donde si estén ocurriendo los cambios", es bueno eso si es que les llevamos algo bueno y diferente nosotros. 
     Diseño en general, ilustración, audiovisuales, fotografía, literatura, escultura y tu propuesta, el espacio esta en las PATAS DEL DIABLO. Y la neta es que si alguien esta interesado en echarle una mano al Lechugas con el fanzin impreso, se recibe con gusto esa ayuda, no es fácil caminar por el cementerio con los cadáveres en la espalda...
    Saludos banda, felices fiestas y que no terminé la creación y la propuesta, que por muy pequeña que esta parezca, pienso que es grande si se hace una buena mezcolanza...

     el abu...

martes, 9 de diciembre de 2008

El corto ganador: caminito de la SKUL

El concurso, desgraciadamente se declaró desierto, sin embargo se ha publicado el trabajo del único participante, jajaja. aquí el cortito Caminito de la SKUL. 
El próximo número es de SEXO, esperamos sus propuestas, gracias.
video

    

SUBCONCIENCIA URBANA

     Exposición fotográfica que presenta RIT RIT en el santo café (puente del campanero) desde  diciembre de este año hasta enero de 2009, me imagino que hasta el ultimo día del mes y sí, es en Guanajuato, México, así como dice la propa, pero que chido es repetir dos veces las cosas...
     Asistir a la exposición se vale, apreciar el trabajo del artista seria genial y reconocer que en verdad vale su trabajo es una buena razón para comprar una pieza!!!
    Saludos banda y pasen buenas fiestas de fin de año sin dejar a un lado la cultura.

jueves, 4 de diciembre de 2008

VEINTINUEVE

Veintinueve

 

Lo vio en su mecedora cuando entró a la habitación, parecía dormido. Marisol supo que no lo estaba. Lo escuchó llegar a la casa unos minutos antes, mientras quitaba la ropa del tendedero.

    ¿Qué te vas?

    No — respondió adormilado —. ¿De que hablas?

    De que te vas — dejó la ropa sobre la cama —.

    ¿Irme a dónde? ¿Quién te dijo eso?

    Nadie — respondió —, lo soñé. Era un día caluroso y muy soleado como los de ahora, llevabas tu camisa azul. Con un beso grande te despediste.

Ernesto la contempló desde su mecedora, ella doblaba las camisas de él. Volteó a verlo, Ernesto sabía de que se trataba. Llevaba días así, llorando a escondidas durante gran parte del día y tomando té de azares por las noches.

    Los sueños no son tan reales — dijo él rompiendo el nudo en su garganta —.

    Era un día muy soleado, te despediste de mi y te fuiste calle abajo, rumbo al camino grande. Sin prisa. Con tu sombrero de palma en una mano, con la otra me decías adiós — las lágrimas brotaron de sus ojos —. Un adiós irreversible, un adiós que para mi era un jamás volveré.

Marisol guardó silencio, el llanto se había anudado en su garganta. Ernesto sabía lo que había sucedido con su padre el día en que se fue y nunca más volvió. Permaneció callado, no pudo ni levantarse e ir con ella.

    Llevabas puesta tu camisa azul, tu cara estaba limpia. Yo creo que no sabías ni a donde ibas, pero te ibas, con la mirada perdida entre las piedras del camino. Solo me besaste y así sin decir nada te fuiste caminando.

    No iré a ninguna parte.

    Espera, te dije, pero ni siquiera volteaste ¿qué no sabes de los problemas que hay del otro lado? Te grité, pero ya ibas muy lejos.

Guardó las camisas en el cajón y comenzó a colgar los pantalones en sus ganchos.

    Es el muro, el que quieren construir en la frontera — se sentó en la cama, frente a él —. Además la migra se esta poniendo bien dura, matan sin razón. Tan solo es su estúpida frontera.

    No voy a irme, me quedaré contigo, aquí a tu lado, hasta el último de mis respiros — dijo Ernesto —, no me iré.

    No solo eso — continuó Marisol mientras secaba sus lágrimas —, quieren aprobar una ley que lo único que va a lograr es acabar con la vida humana, de los inmigrantes, tu vida.

Ernesto se levantó de la mecedora, tomó las manos de su mujer, estaban frías y temblorosas. Se hincó frente a ella.

    No voy a irme para el otro lado, me quedaré aquí — le dijo con ternura, suavemente apretó sus manos —. A mi no me van a llevar los extraterrestres  en medio del desierto.

Una tímida sonrisa iluminó su rostro, lo besó en la boca y recargó su cara en su pecho.

    Que bueno que no te vas, mañana cumplo veintinueve.

Octavio g. Ledesma.  03122007